RETAMA

(Lygos sphaerocarpa)

 

     Arbusto de aspecto muy ramificado que puede llegar a alcanzar los 2 m de altura. Posee numerosas ramas erectas, flexibles y de apariencia junciforme sobre las que se instalan una pocas hojas caedizas, de forma linear lanceolada. Hacia los meses de febrero o mayo aparecen una pequeñas flores amarillas que poseen el cáliz bilabiado con el  labio superior profundamente bífido. Al madurar dan lugar a un fruto en legumbre, de forma ovoide o globosa y con la superficie exterior lisa cuando alcanza al madurez.

    La retama crece espontánea en los matorrales seriales producidos por la degradación de los encinares. Se presenta comúnmente junto a la aulaga constituyendo los retamares o piornales que se instalan sobre suelo profundos y frescos.

    Desde el punto de vista medicinal se le han atribuido propiedades curativas de las afecciones cardiacas, pero su efecto es muy controvertido y aún no se ha llegado a una solución clara. Lo que si está probado es su acción diurética; también resulta efectiva en las afecciones agudas del aparato respiratorio y en los casos de fiebres eruptivas.

 

   

Volver a Fauna y Flora