RESPONSO A SAN ANTONIO
 
Si buscas milagros, mira; 
muerte y error desterrados, 
miseria y demonio huidos, 
leprosos y enfermos sanos. 
 
El mar sosiega su ira, 
es libre el encarcelado, 
miembros y bienes perdidos 
recobran mozos y ancianos. 
 
El peligro se retira 
los pobres van remediados. 
Cuéntenlo los socorridos 
díganlo los paduanos. 
 
El mar sosiega su ira, 
es libre el encarcelado, 
miembros y bienes perdidos 
recobran mozos y ancianos. 
 
Gloria al Padre, 
gloria al Hijo,  
gloria al Espíritu Santo. 
 
El mar sosiega su ira, 
Es libre el encarcelado, 
miembros y bienes perdidos 
recobran mozos y ancianos. 
 
Ruega a Cristo por nosotros, 
Antonio divino y santo, 
para que dignos así 
de tus promesas seamos. 
Amén.