La niña que guardaba las palabras

 

 

 

ACTIVIDADES HECHAS POR ALUMNOS/AS DEL SEGUNDO/TERCER CICLO DE PRIMARIA (9/10/11 AÑOS)

 

 

 

-    Primeramente   se  leyó   el  cuento  en  clase  en  voz  alta  ocultando   el  título   

     del cuento.  

-    Los   alumnos/as  sugirieron  otros  títulos  para  el  cuento.

-    Expresaron  su  opinión  personal. Si  les  había  gustado  o  no, si  era  fácilmente          

      entendible o por el contrario, se utilizaban palabras y frases muy rebuscadas.

-         Hallaron  los  adjetivos ,  sustantivos , verbos, etc.  y  los  fueron  clasificando  por  el  género  y  número, conjugación...

-         Resumieron   el  cuento.

-         Realizaron  comics.

-         Diseñaron  portadas.

-         Dado  el  título  del  cuento, inventaron  otras  narraciones  que  tuvieran  que  ver  con  dicho  título.

-         Escribieron   otros  finales.

-         También  en  clase  se  realizaron  actividades  y  juegos  donde  la  palabra  fuera  protagonista: palabras  y  frases  encadenadas, juegos  de  palabras,  rimas, caligramas ,  el  teléfono  estropeado, etc.

-         Dramatización .

 

 

 

EJEMPLOS  DE  ACTIVIDADES

 

 

                PORTADA:

 

 

 

 

OTROS  TÍTULOS  PARA  EL  CUENTO:

 

-         Ana.  La  coleccionista  de  palabras.

-         La  niña  a  la  que  le  gustaban  las  palabras.

-         La  niña  que  soñaba  con  doctorarse  en  “ Cuentología”

-         Ana  y  su  abuela.

-         Las  cajitas  de  palabras  de  Ana.

-         Las  letras  y  palabras  de  Ana.

-         Ana,  y  su  afición  por  coleccionar  palabras.

-         Ana. La  Cuentóloga.

-         El  maravilloso  mundo  de  palabras  de  Ana.

 

 

 

 

            CON  EL  MISMO  TÍTULO  DEL  CUENTO, INVENTAMOS  OTROS  CUENTOS

  

-         Había  una  vez, una niña  a  la  que  le gustaban  tanto  las  palabras  que  las  coleccionaba. Las  tenía  de  todos  los  tamaños ( grandes, pequeñas...) y  algunas  eran  muy  sencillas  y  otras  difíciles  y  rebuscadas. Tenía  palabras  sobre  los  colores, los  olores, paisajes, animales  y  juegos   entre  otrsas  muchas.  Las  posibilidades  que  ofrecían  eran  infinitas, pues  había  descubierto  que  combinándolas  podía  expresar  infinidad  de  sensaciones, sentimientos,  deseos, gustos, etc. Lo  cual  le  ensimismaba  pues  había  descubierto   una  fuente  de  inagotables  recursos.

 

 

                       Ana  vivía  con  su  padre  y  su  abuela, Margarita, a  la  cual  adoraba  pues  le  contaba  preciosos  relatos  de  su  juventud,  le  enseñaba  canciones ,  le  recitaba  poesías, le  contaba  historias  acerca  de  la  tradición, cultura, etc. y  ella  pasaba  cantidad  de  tiempo  embelesada  escuchando  toda  la sabiduría  y  consejos   que  le  proporcionaba  su  abuelita  querida.  Por  eso,  cuando  Ana  se  enteró  que  su  abuelita  tenía  un  grave  problema ( padecía  de  insomnio)  se  propuso  ayudarla  pero  no  sabía  cómo.

 

                        Un  día  pensó  que  la  solución  estaba  en  el  maravilloso  mundo  de  las  palabras  y  como  a  ella  le  gustaban  tanto...cogió  todas  las  palabras  y  decidió  hacer  un  cuento  dedicado  a  su  abuelita. El cuento  trataba  de  un niño  que  se  llamaba  “Pinki”,  era  travieso  y  juguetón , pero  no  podía  dormir  por  las noches. Probó  de  todo: Contar  ovejas,  hacer  mucho  ejercicio, cenar  mucho,  leer  en  la  cama...Nada  le   dio  resultado  hasta  que  se  le  ocurrió  la

idea  de  que  intentaría  ayudar  a    otras  personas (niños, adultos...) pues  todos  llevamos  algo  de “ niño”  en  nuestro  interior, inventando  cuentos (cuentos  para  quedarse  dormidos, para  jugar,  para  adquirir  conocimientos,  para  evadirnos ,  etc) y  tratarían  sobre  muchos  temas: animales,  juguetes, princesas, hadas, estaciones  del  año,  colores... serían  cuentos  muy  hermosos  y  no  muy  largos para  que  las  personas  que  los  leyeran  tuvieran  sueños  muy  felices  y  durmiesen  plácidamente.

 

   Cuando  Ana  terminó  de  contar  este  cuento  despacio  y  con  voz  suave  a  su  abuelita,  observó  que  ésta  se  había  dormido y  esbozaba  una  pequeña  sonrisa  de  felicidad  en  sus  labios.

 

 

 

 

El  sufrimiento de Rosa  por el aire

 

 

 

 

 

 

La  Harina Mágica

 

 

 

OTROS    FINALES

 

 Un  día ,  descubrió  un  cofre  lleno  de  palabras  muy  valiosas  como   PAZ,  AMOR, LIBERTAD,  SOLIDARIDAD, AYUDA, BONDAD... entre  otras  muchas.  Las  quiso  repartir  entre  sus  seres  queridos  y  amigos, pero  no  le  dio  tiempo, ya  que  algún  desaprensivo se  lo  robó. El  ladrón , al  darse  cuenta  de  que  sin  estas  palabras  el  mundo  estaba  perdido,  decidió  devolver  el  cofre  a  su  dueña, de  tal  forma  que  pudiera  ofrecer  esas  palabras  a  las  personas  más  necesitadas  de  ellas. Y  es  así  como  se  añadió  otra  más  ARREPENTIMIENTO  al  resto,  formando  así   un  cofre  todavía  más  completo  y  rico.     

 

COLECCIÓN DE PALABRAS:

 

CALIGRAMAS:

 

ELABORACIÓN DE RIMAS

Los alumnos de sexto curso con las palabras que empiezan por “a”, los de quinto curso con las palabras de la caja blanca y la caja roja y los alumnos de cuarto de primaria con las palabras de la caja azul.

Terminada la actividad recogemos un pequeño resumen de cada grupo pasado al ordenador por ellos mismos.

Rimas con la letra “a”

El ababol                              me causó un resbalón.

Nico                                       tiene un abanico.

Mi tía tiene un acebo        y yo lo aplasto con el dedo.

Al acurrucarse                    supo sentarse.

En la antípoda                    me encontré una píldora.

Yo tenía un abeto               y lo puse Alberto.

Detrás de la adelfa            estaba Adela.

Yo tengo un camastro       que es de alabastro.

Mi madre                              es un ángel.

La abuela                             se llama Manuela.

El azahar                             era la flor del zar.

Mi vaca                                 come albahaca.

El alfarero                            tiene un puchero.

Mi amigo                              tiene un primo.

 

Rimas de la caja blanca

 

 

Yo tenía una liebre                     que parecía nieve.

En el río Júcar                              no hay azúcar.

Una nube                                       se parece a una uve.

Mi corazón                                    es algodón.

En una boda                                 siempre hay soda.

La madrugada                             no me gusta nada.

La infancia                                   está llena de ignorancia.

Mi abuela                                      me dejó una cazuela.

 

                                          Rimas de la  caja roja

 

 

Cuando hay una amapola        el mar hace una ola.

Yo como chocolate                       con tomate.

La abuela tiene el corazón       blando como el algodón.

La mermelada                              no me sabe a nada.

El fuego                                          parece un juego.

En Corea                                        hubo una pelea.

En Sigüenza                                  hay mucha vergüenza.

Ese enemigo                                  es mi amigo.

                                               Rimas de la caja azul

 

 

Mar                                                 se parece a Mari Mar.

El cielo                                            es como el hielo.

El cristal                                         se parece al metal.

Mis ojos                                           son pocos.

Las flores de campanilla            huelen a manzanilla.

Mi madre                                       es inolvidable.

Dios                                                 me dijo adiós.

La ternura                                     la tiene el cura.

Mi maestro                                    se llama Ernesto.

El cuento                                        es como un sueño.

 

COMIC

 

Elaboración de un comic individual o por parejas sobre el cuento, incluyendo onomatopeyas y líneas de movimiento.