Vulcanismo en la Tierra

 
Principal
Volcanes
Terremotos
Tectónica de placas
Test

Tectónica de placas

Teoría según la cual la parte más superficial de la Tierra está formada por placas rígidas, denominadas litosfera, con espesores medios de un centenar de kilómetros, que se encuentran flotando por encima de rocas en estado plástico, constituyendo la astenosfera. Aunque fue postulada con anterioridad, esta teoría no se desarrolló hasta la década de los sesenta y setenta, con los avances geofísicos, que dieron un mayor conocimiento del interior de la Tierra. Actualmente, es la única teoría que permite explicar de manera coherente la génesis de todos los fenómenos geológicos, que se producen gracias al movimiento de las placas litosféricas por encima de la astenosfera. Existen tres tipos de límites entre las placas litosféricas: las zonas de expansión, que se sitúan en las dorsales oceánicas y en los rift continentales. En las dorsales, donde intermitentemente van siendo expulsadas lavas basálticas provenientes del manto, que empujan y separan las dos placas oceánicas, siendo un mecanismo de generación de placas. Las zonas de subducción son los lugares de colisión entre las placas oceánicas y continentales, donde debido al peso de la litosfera oceánica, ésta comienza a hundirse por debajo de la continental, hacia la astenosfera. En la astenosfera, debido a las altas temperaturas que ésta presenta, la placa oceánica se fundirá. Las zonas de subducción se presentan como fosas estrechas y profundas. La placa oceánica penetra en el interior del astenosfera con una inclinación media de 45°, hasta una profundidad máxima de 700 km. Esta penetración produce un rozamiento entre la placa oceánica y la astenosfera, que genera fuertes sismos, cuyos hipocentros se sitúan a lo largo de una superficie denominada zona de Benioff. En esta zona se crea un prisma de acreción, constituido por un apilamiento de sedimentos provenientes de la corteza oceánica subducida. También se forma un vulcanismo allí donde asciende parte de los fundidos provenientes de la litosfera oceánica subducida, menos densa que los materiales de la astenosfera. En esta zona de colisión entre dos placas intercontinentales se producirán cadenas montañosas. Las fallas transformantes son zonas de fractura que enlazan las dorsales con las fosas, o distintos segmentos de una dorsal o de una fosa. Son límites de placas donde la litosfera no se crea ni se destruye, sino que se produce un movimiento horizontal paralelo al límite de placas. Este movimiento crea un roce que genera sismos. Ejemplo de falla transformante es la falla de San Andrés en California.