LAS GRANDES EXTINCIONES DEL PASADO
 

Provincia de Soria. Otoño. Hace 550.000 años. A ambos lados de una gran meseta, un grupo de cazadores vestidos con pieles de oso permanecen en silencio. Desde la colina se divisa todo el valle, que está inundado por pantanos.
Nuestros antepasados, los Homo erectus, armados hasta los dientes con puñales de hueso, lanzas de madera y hachas de piedra, estan listos para enfrentarse a la manada de paquidermos, de cuatro metros de altura, con unas defensas de más de tres metros de longitud. Mientras unos cazadores prenden fuego a la maleza con antorchas otros corren hacia los elefantes. Los animales, emprenden la huida. Ignoran que son conducidos a una trampa mortal. Con ayuda del fuego los cazadores cercan a los elefantes, que no tienen otra salida que adentrarse en las aguas pantanosas. Mientras que sus cuerpos se hunden, los cazadores rematan con sus armas a las bestias indefensas.
Según los paleontólogos este tipo de cacerias se repetia cada otoño en estas tierras de Castilla.
 Muchos cientificos afirman que nuestro planeta asiste hoy a la mayor extinción masiva desde la ocurrida en el Cretácico, en la era Terciaria, hace 65 millones de años. Algo sucedió a finales de este período, que pudo acabar con todos los dinosaurios terrestres, nadadores y voladores. Ningún animal con más de 25 kilos sobrevivió. Los principales acontecimientos estan grabados en los estratos de las rocas. Gracias a los expertos están sonsacando a las rocas algunos secretos, que incluso, podrian explicar las enigmáticas extinciones. Ningun Paleontólogo ha dado respuesta que explique tales desapariciones.

La primera de las extinciones ocurrió en el barro primitivo, a causa de un escape de gas a escala planetaria. Aquel polucionante es el que hoy sostiene la vida animal. Nos referimos al oxígeno. Hubo un tiempo en el que los océanos y el aire carecían de este preciado gas. El planeta estaba envuelto en dióxido de Carbono. Pero ocurrió, hace unos 3.000 millones de años, que unas bacterias del limo tuvieron el capricho de utilizar los rayos de sol para obtener energía, liberando oxígeno como producto de desecho. Así nacieron los primeros organismos fotosintéticos: las cianobacterias. El oxígeno es un gas venenoso, altamente corosivo para los animales adaptados a una vida anaerobia, es decir, carente de oxigeno. Lentamente, los desechos fueron acumulándose, y las aguas y el cielo se oxigenaron. Los mares cálidos y poco profundos fueron literalmente invadidos por cúmulos de los llamados estromalitos, algas y bacterias comedoras de luz. Entonces ocurrió lo inesperado. Los estromalitos fueron prácticamente barridos de sus hábitats. La causa: la aparición de los depredadores, que respiraban oxígeno y cazaban a los indefensos estromatolitos.


De entre todos los animales desaparecidos, la extinción de los dinosaurios ha sido la más sorprendente. Estos reptiles fueron borrados de un plumazo, en misteriosas circunstancias.
     -  Un meteorito cayó en la Tierra.
     - ¿Diarreas o estreñimientos?
     - plantas con flores que contenían alcaloides tóxicos envenenaron a los dinosaurios.
     - El dióxido de Carbono, la capa de ozono y los volcanes.

El Cretácico estuvo marcado por una intensa actividad volcánica, los gases que emanaban de los volcanes pudieron dañar la atmósfera. Esto podría explicar por qué, los dinosaurios que tendrían la piel desnuda - murieron, mientras que los mamiferos y las aves-cubiertas por un escudo protector-sobrevivieron.
     - Debilitación de la cáscara de los huevos.
Un clima cálido y una vida placentera y prolífica, sin apenas competidores, desencadenó en las hembras un descuido hormonal, que reblandeció la cáscara de los huevos y puso en peligro la vida de los embriones.

    VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL