GITANOS... PAYOS...

┐SOCIEDAD?

 

En nuestro mundo, nuestra sociedad, nuestro pueblo, conviven gentes distintas, costumbres distintas, culturas distintas. Pero "conviven" es una palabra extraña: se puede vivir al lado de alguien y no conocerlo, no tratarlo, no quererlo. Y hay una minoría de población que puede ser a veces injustamente tratada: son los gitanos. Desde aquí os invitamos a que os asoméis, aunque sea ligeramente, a este grupo: muchos viven en Tarancón, pero ┐les conocéis? Aquí nos han contado algunas de sus costumbres:

Algo muy importante es la distinción entre cultura gitana y cultura marginada. Una cara de la moneda puede ser la pobreza en la que viven algunos gitanos, pero existe un sector perteneciente a la clase media que vive y estudia al lado de otras culturas.

En el pueblo gitano, la familia es muy importante. Todo gira en torno a la unidad; al anciano nunca se le abandona en una residencia o asilo, se le quiere y se le cuida hasta la hora de su muerte, y se sigue respetando su memoria una vez ha fallecido. Si hay algún enfermo, no se le deja solo ni un instante, toda su familia va a verlo, aunque tenga que desplazarse desde lejos.

En el seno de la familia gitana, el altruismo y la solidaridad se alzan como única alternativa válida, donde los valores familiares están en lo más alto. La mujer ocupa un papel fundamental en la familia, se le respeta y valora y es ella en muchos casos la que debe tomar decisiones, aunque nunca lo hace por separado, sino con su marido.

Un hombre se convierte en patriarca con el paso del tiempo. Son respetados, y su decisión es la definitiva. A veces se reúnen estos gitanos viejos para decidir sobre algún caso o problema: se llama "consejo de ancianos".

Los jóvenes gitanos nunca salen como pareja hasta que no se formaliza el compromiso entre las dos familias, que consiste en que los padres del novio piden a los padres de la novia la mano de ella, a través de una ceremonia que se denomina "pedimiento". Tampoco se pueden mantener relaciones prematrimoniales, ya que no se podría celebrar la ceremonia; entonces, los novios se escaparían juntos, y cuando volviesen ya se les aceptaría como matrimonio.

La religión la celebran de manera parecida a nosotros: los gitanos hablan con su Dios en el culto y le cantan, y su Dios es sagrado para ellos, como para nosotros lo es la devoción que tenemos a la Virgen de Riánsares; en el culto podemos entrar todos, no sólo los gitanos, al igual que nuestras iglesias no se les cierran a ellos. Incluso tienen los mismos problemas que nosotros: parece que los gitanos jóvenes ya no van tanto al culto como sus mayores, y en cambio sí les gustan las discotecas, como a nosotros.

Aquí, en Tarancón:

Nos han contado de buena tinta que los gitanos son personas divertidos y buenas, con las que te puedes llevar bien si te portas con respeto y los tratas como merecen, sin discriminación. En Tarancón, la mayoría de ellos viven en el barrio de Santa Quiteria, aunque no exclusivamente. Sus viviendas son pisos o casas, algunas de las cuales son bastante grandes.

Muchos gitanos trabajan vendiendo muebles antiguos, para lo cual deben viajar bastante, y muchos jóvenes se forman en la escuela taller o colaboran con Cruz Roja. Además, antes los niños gitanos no estudiaban, dejaban la escuela muy pronto y en cuanto podían trabajar iban con sus padres a ayudar; hoy esto está cambiando, y ya no abandonan sus estudios, pues comprenden que una buena formación es la puerta para un futuro mejor. ┐Os suena?

Pero ┐qué piensan los gitanos sobre los payos?

Pues parece que los payos son bastante racistas, y que les miran con muy mala cara cuando se cruzan por la calle, como si fuese a haber pelea, y no es así. Esa es la imagen que queda de otras épocas, pero hoy está superada. O debería estarlo. Quizás el problema es que no ha habido demasiado contacto entre unos y otros a lo largo del tiempo, que no se conocen, y ya se sabe que del desconocimiento viene el miedo, y del miedo, el odio.

Está claro que todos tenemos costumbres distintas, pero eso no es malo sino muy bueno, pues de la diferencia se aprende. Hoy los gitanos están mejor integrados de lo que han estado en otras épocas, aunque sin duda aún quedan muchas cosas por hacer, y se deben hacer entre todos. Por ejemplo, hay que acabar con falsedades sobre los gitanos, como la idea de que pasan droga, (como si no hubiese payos que lo hicieran también o como si fuese un problema que afecta exclusivamente a un grupo), la del "chorizo" , la de la gitana timadora, la del camorrista,...

 

Hay que darse cuenta de que hay gitanos de todas las maneras, igual que hay payos de todos los tipos: mejores y peores, honestos y no, aprovechados y no, trabajadores y no, ┐o es que ninguno de vosotros ha visto una pelea entre payos, droga entre payos, timos entre payos,...?Habrá que atreverse a no dejarse llevar por los rumores y a empezar a conocer a la gente como es, persona a persona, uno a uno, y así descubriremos que son buenos compañeros y amigos; no todos, claro; igual que los payos.

Y ahora tenemos aquí una entrevista con Martín, el profesor de educación física, que nos dijo lo siguiente:

Revista: Martín, eres gitano, pero ┐te consideras gitano?

Martín: En efecto, soy gitano y me considero como tal: creo que una persona no tiene que renegar de su condición.

R: ┐Qué opinas sobre ellos?

M: En mi etnia tenemos nuestra cultura propia, pero a veces la sociedad no nos comprende y por eso existe ese rechazo: la sociedad paya es mayoría y no ha intentado comprendernos, y de ahí viene el choque; nosotros no nos abrimos tanto a los payos porque no vemos comprensión por su parte.

R: ┐Te molesta que te digan "gitano"? ┐Lo consideras un insulto?

M: Depende de la forma en que se diga: a mí se me conoce bastante en el pueblo, y si dicen "Martín, el gitano" para aclarar quién soy, es diferente a decir "los gitanos" en tono despectivo. Puede o no ser molesto.

R: ┐Has dejado su cultura?

M: No, no he dejado la cultura gitana; lo que pasa es que toda mi vida, desde que era pequeño, ha estado muy ligada a los payos; fui al colegio, y mis amigos han sido (y son) payos. Yo nunca he dejado mi etnia, y no me he separado de ella; gracias a mis padres tuve la suerte de asistir a clase regularmente y aprender, y conviví con otra cultura.

R: ┐Qué es lo que más destacarías del pueblo gitano?

M: Aparte de la cultura, es que mi etnia nos adaptamos a los demás pueblos; si una persona nos da confianza, nos abrimos. Cuando nos dan muestras de afecto, los gitanos nos abrimos a los demás.

R: ┐Y lo que menos destacarías?

M: Lo que menos, la incomprensión de la sociedad, que no hace mucho por comprendernos; la sociedad paya nos asocia con términos malos (robo, estafa, escaqueo de trabajos...), porque no tenemos muchas oportunidades de demostrar lo que valemos.

R: Hablando de cultura, cuéntanos algo de la religión gitana.

M: Somos cristianos, pero nuestra Iglesia es la Iglesia de Filadelfia, que ha conseguido unir mucho a los gitanos; nosotros nos levantamos dando gracias a Dios, presentamos las comidas, leemos la Biblia...

R: ┐Por qué piensas que en nuestra sociedad hay pocos gitanos con puestos de trabajos importantes?

M: Porque la sociedad no confía en el pueblo gitano. En nuestra cultura, la familia gitana trabaja en mercados..., y a los niños los dejan aparte; esto trae que no se tengan esos puestos de trabajo tan importantes.

R: Cuando estudiabas, ┐te trataban de forma diferente por ser gitano?

M: No, no me daba cuenta; en esa época no había tanto racismo: éramos personas diferentes porque estábamos en la etnia gitana, pero yo me movía en un círculo con payos.

R: Martín, a pesar de tus diferencias de cultura y las dificultades por tu raza, tienes un puesto de trabajo importante, y eres respetado como uno más en la sociedad. Esperamos que otros gitanos encuentren la suficiente voluntad para poder estudiar, y el día de mañana puedan ser alguien y tener algo importante por lo que luchar. Gracias.

Yessica R. Domínguez Pérez 3║V

Agustina Izquierdo Muñoz 3║V

M¬ José de los Ríos Montalvo3║V

 

 

 

 

En el nombre de la revista, quiero expresar mi agradecimiento a los alumnos de 3║ ESO que han realizado esta sección. En primer lugar, porque les ha salido muy bien; en segundo lugar, porque lo han hecho todo solos, y así aprenden a trabajar como un verdadero equipo; y en tercer lugar, porque son el futuro de esta revista, y es estupendo que muestren tanto entusiasmo por ella. Muchas gracias a Yessica (excelente conocedora del tema), a Agustina y a M¬ José (muy buena entrevista), y a todos los que han hecho posible esta sección de debate.

Además, invitamos a todos aquellos que quieran expresar su opinión sobre este tema para que participen y envíen sus escritos al buzón de la revista ,para su publicación en el número siguiente.